Calendario: mantenimiento del jardín (enero)

Hemisferio norte:

Enero es el mes perfecto para disfrutar de una infusión muy caliente con manzana, canela y especias. En la comodidad de nuestro hogar, podremos observar por la ventana como llueve o nieva en nuestro jardín, quizás en nuestra terraza. Mientras esperamos que nuestra taza se enfríe, podemos aprovechar para leer un poco y documentarnos sobre qué especies podemos empezar a cultivar en esta época. ¡No seas perezoso! La primavera está a la vuelta de la esquina y no conviene dormirnos en los laureles.

Enero - Hemisferio norte

Toma nota:

  • Haz tratamientos preventivos contra las plagas y enfermedades más comunes en tu zona. Más vale prevenir que curar.
  • Pon a punto todas tus herramientas. Tampoco olvides desinfectarlas junto con los recipientes que utilizaste en la temporada anterior y que ahora pretendes reutilizar. Si no tienes productos específicos para la desinfección utiliza agua con unas gotas de lejía.
  • Si quieres darle algo más de vida a tu jardín, podría ser buena idea instalar un comedero para pájaros. Preocúpate de mantenerlo siempre lleno con alpiste fresco.

Premisas para este mes:

Proteger.

Las plantas pueden sobrevivir a un frío seco si la tierra no está excesivamente húmeda. Protégelas si puedes, de lo contrario el suelo se podría congelar. Ten especial cuidado con las siguiente especies: romero (Rosmarinus officinalis L.) y tomillo (Thymus vulgaris L.). El viento también puede llegar a ser un gran enemigo; cubre las especies más susceptibles con una malla que deje pasar el aire y no una que lo bloquee por completo. De esta forma evitaremos turbulencias en el interior que serían más devastadoras que el propio viento.

Plantar:

Existen infinidad de géneros y especies que podemos cultivar, pero quizás las elecciones más usadas son las que podemos conseguir con mayor facilidad. Pensamientos (Viola x wittrockiana Gams) en flor son una elección popular en estas fechas junto con primaveras (Primula vulgaris Huds) también en flor. Tampoco nos podemos olvidar de la especie Matthiola incana (L.) R.Br. (alhelí) o el género Myosotis (nomeolvides).

Podar:

Enero es el mes para podar setos perennes como: Osyris alba L. (tejo), Buxus sempervirens L. (boje) o Thuja occidentalis L. (tuya). También es buena época para podar Pyrus communis L. (peral). Normalmente las plantas que se pueden podar en enero también se pueden podar hasta marzo, pero es recomendable hacerlo ahora porque los brotes jóvenes se podrán desarrollar mucho mejor.

Hemisferio sur:

Al contrario que en el hemisferio norte, es hora de disfrutar de nuestro jardín o terraza, pero in situ. Es el momento de tomar el sol y ser feliz. Lo único que no podemos descuidar son los riegos.

Enero - Hemisferio sur

Toma nota:

  • Cubre la tierra con corteza de pino o picón de origen volcánico para evitar una evaporación excesiva del agua en el suelo y así contribuir a ahorrar este bien tan preciado.
  • Si el nivel de sustrato ha bajado por su normal degradación con el paso del tiempo, es hora de renovarlo. De esta forma, aparte de cubrir, aportaremos nutrientes frescos a nuestras plantas.
  • Ten muy en cuenta posibles ataques de Uncinula necator (oidio) en los rosales y ásteres. Puedes tratar esta enfermedad con ANTIOÍDIO de Flower.

Premisas para este mes:

Regar:

Riega las plantas todas las noches aprovechando los días menos calurosos para hacer un descanso y dejar que la tierra se seque completamente antes de volver a los riegos habituales. En los días de más calor moja las ramas de las plantas que no estén en flor o que no tengan follaje peludo. Abona semanalmente con un compuesto de rápida disolución o bien de tipo líquido.

Si piensas salir de vacaciones y posees un sistema de riego automático, sería buena idea empezar a probarlo una semana antes de partir hacia su destino. De esta forma evitaremos sorpresas desagradables a la vuelta.

Podar:

Es hora de hacer algunos cortes en trepadoras tales como madreselva (Lonicera caprifolium L.) o glicina (Wisteria sinensis (Sims) Sweet). También hay que realizar una limpia en vivaces ya sin flores y dejar que tomates y fresas reciban luz directa del sol eliminando las hojas que lo impidan. Si tienes alguna planta que haya crecido demasiado, por ejemplo: Rosmarinus officinalis L. (romero) puedes reducir su volumen realizando una poda mínima.

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos