Calendario: mantenimiento del jardín (febrero)

Hemisferio norte:

Tímidas floraciones y vuelven nuestras ilusiones. El agua de lluvia limpia la atmósfera de polución, pero también ayuda a que el suelo esté en sus mejores momentos… al menos químicamente hablando. Quizás, si la textura es demasiado arcillosa, ahora tenga la misma estructura que un ladrillo de adobe. En cualquier caso: hace menos frío. Es hora de cruzar la puerta; algo de actividad física ayudará a calentar el cuerpo y para tal menester nada mejor que limpiar nuestro jardín.

Febrero - Hemisferio norte

Toma nota:

  • Es posible que las lluvias hayan desplazado las partículas de tierra menos pesadas y finas a la superficie. De ser así, deberías comprar unos sacos de mantillo para mejorar la textura del suelo. Esto evitará que el agua se estanque superficialmente y a medida que vaya bajando a partes inferiores también mejorará la textura.
  • Dejar los platos debajo de las macetas como costumbre, no es nada recomendable en ninguna época del año, pero ahora menos. Ten en cuenta que si hay agua dentro, se puede congelar.
  • Si te han regalado bulbos el mes anterior y ya no están en flor: puedes trasplantarlos en tu jardín para que florezcan el siguiente año o bien guardarlos en un lugar fresco después de haberles aplicado un buen fungicida.

Premisas para este mes:

 Proteger.

 ¿Está lloviendo continuamente? Sí, ¡estamos en febrero! Vale, en ese caso puede que sea buena idea tapar los maceteros con un plástico para evitar que se encharquen (aunque también puedes moverlos). Si tu jardín está bien drenado no tendrá problemas, de lo contrario, cuando paren las lluvias intenta no regar hasta que la tierra se seque bastante. De estas formas evitaras podredumbre en la raíces y la aparición de muchos tipos de hongos en el suelo.

Limpiar.

Muchas personas ven esta actividad como algo estresante. Si eres una de ellas, no lo tomes así, mientras limpias está realizado una actividad física y además puedes aprovechar para pensar, ¡esas dos cosas nunca vienen mal! Tenemos que eliminar plantas que hayan muerto, hojas y ramas secas, etc. Si el suelo no está muy empapado, también podemos arrancar las malas hierbas.

Adicionalmente si observamos que en algunas de nuestras macetas las raíces empiezan a asomar por la parte inferior, es hora de realizar un trasplante a un recipiente mayor (con cuatro centímetros más de diámetro suele ser suficiente).

Comprar.

Tulipa gesneriana L. (tulipán), Forsythia x intermedia Zabel (forsitia), Galanthus nivalis L. (campanilla de invierno) e incluso Pinus strobus L. cv. Nana son perfectos candidatos para plantar en estas fechas. Echa un vistazo a tu vivero habitual y sorpréndete.

Multiplicar.

Divide y vencerás. Las plantas que crecen en matas son idóneas para utilizar el método de división, un ejemplo pueden ser: los géneros  Hemerocallis y Hosta. También puedes sembrar Lathyrus odoratus L. (guisante de olor)  y Tropaeolum majus L. (taco de reina). Recuerda: siempre que sea posible planta bulbos o semillas que hayas guardado anteriormente. Si quieres dar un cambio a tu jardín también puedes hacer intercambios con conocidos.

Podar.

Febrero también es un buen mes para la poda. Cada género e incluso cada especie es caprichosa en tanto en cuanto a este tema. Lo mejor es consultar las fichas para obtener más información al respecto. Por ejemplo: si no está helando, en febrero, puedes podar el género Buddleja.

Hemisferio sur

Floraciones espectaculares y mucho más. Es posible que el calor provoque que la evaporación del agua en el suelo sea demasiado rápida. Esto le dará un aspecto feo y lo que es peor: se compactará. Puesto que al regresar de vacaciones no estaremos animosos como para remover un poco la tierra, es mejor hacerlo ahora. Así se podrá airear mejor y no será tan impermeable.

Febrero - Hemisferio sur

Toma nota:

  • No olvides mantener a raya las plagas y enfermedades con buenas prácticas de trabajo y/o con tratamientos preventivos. Si es demasiado tarde para prevenir actúa en consecuencia.
  • Si va a dejar tus plantas sin supervisar por más de un fin de semana y como única excepción: “pon un plato con agua debajo de las macetas”, de lo contrario limítate a regar antes de salir. De ser posible: mueve las macetas a un lugar donde se proyecten sombras a partir del mediodía.

Premisas para este mes:

Limpiar.

Quita de forma regular las flores marchitas para favorecer nuevas floraciones. Elimina las anuales que puedas tener plantadas y de ser posible, si lo deseas, guarda las semillas en un lugar fresco.

Lo importante es volver.

Si piensas  hacer trayectos largos en coche y quieres llegar pronto, sal antes… pisar demasiado el acelerador no es buena idea. Si tus vacaciones se alargan en el tiempo, antes de salir, procede a hacer un pinzado general; al regresar te esperará una grata sorpresa.

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos