Enfermedad – Geminivirus

GeminivirusDescripción:

El grupo de geminivirus están compuesto por varios géneros: Begomovirus (virus del mosaico dorado de la haba), Curtovirus (virus de la rizomanía de la remolacha), Mastrevirus (virus del estriado del maíz) y Topocuvirus (virus del seudorizado del tomate). Este grupo constituye a los virus que afectan plantas con más rápido crecimiento. El nombre viene dado por la estructura de su partícula (Gemini = gemelo).

Los síntomas causados por el geminivirus, a simple vista, se pueden confundir con los síntomas asociados a deficiencias nutricionales en las plantas o bien a los causados por otros virus como el Potyvirus. Ésto dificulta en gran medida la diagnosis con técnicas convencionales.

El rizado, clorosis marginal, epinastias, deformaciones, enanismo y amoratamiento de las hojas, junto con abscisión floral o la reducción drástica del tamaño de los frutos… son síntomas típicos de la infección por geminivirus. Evidentemente y siempre dependiendo del tipo de virus, del huésped y del estadío de la infección, los síntomas serán unos u otros.

La trasmisión de este virus se da con vectores como cicadélidos (chicharritas o saltahojas), aleuródidos (mosca blanca) y membranácidos

Prevención:

Aunque se han desarrollado anticuerpos efectivos contra el geminivirus, la prevención pasa por el correcto tratamiento de los deshechos propios al finalizar el cultivo junto con las malezas colindantes (incineración), siembra en épocas apropiadas, alejar los cultivos de campos infectados y utilización de especímenes sanos.

Tratamiento:

Dado que se trata de un virus, aparte de desechar las plantas infectadas, el único tratamiento posible es inocular anticuerpos; aunque el virus seguirá presente. Mantener a raya los vectores de transmisión puede ayudar a la no propagación de la enfermedad hacia especímenes sanos.

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos