Texturas en el jardín 1/5

Los temas más importantes a considerar en el diseño del jardín son “color, textura y forma”. De los tres, la textura es el que admite más diversidad, ya que una gran variedad de texturas difícilmente se verá sobrecargada. No pasa lo mismo con el color, como ya hemos visto, ni con la forma.

Cada elemento del jardín tiene su propia textura (follaje, hierbas, flores, cortezas, agua, veredas, muros). Al interrelacionarlos, podemos provocar complementos suaves o contrastes intensos, según el efecto que deseemos lograr. Con las texturas de algunas plantas podemos suavizar las características más duras de la arquitectura. Escalones verdes, muros con trepadoras y contemporáneos jardines verticales son algunas de las muchas posibilidades.

Escalones verdes, muro con trepadoras y jardín verticalFotografías: Arq. Ana María Tinelli

A continuación os vamos a poner al día con terminología muy usada en las descripciones sobre paisajismo y jardinería. De esta forma os resultará más sencillo comprender los textos que presentaremos durante las siguientes semanas.

¿Qué es la textura?

Por incidencia de la luz: las variaciones existentes en las superficies de los objetos se manifiestan a nuestros sentidos como “texturas”. La textura, en algunos casos, es utilizada para enriquecer la expresividad de un plano o de un volumen. En otros, pasa a ser el elemento más importante de una composición.

 Gaudí, el gran arquitecto catalán, realizó incomparables obras utilizando la riqueza del relieve, del claroscuro, y una variedad de texturas maravillosas de los diferentes materiales. Visitar el Parque Güell será fuente inagotable de inspiración (ya sea personalmente o por internet).

Columnas parque GüellColumnas Parque Güell.

Características de la textura

Al tamaño relativo de las irregularidades que se producen en la superficie se le llama grano. La relación relativa del grano hace que hablemos de grano grueso, medio y fino (de izquierda a derecha respectivamente en la imagen inferior).

Textura circular grano grueso, medio y fino

Al espaciamiento de dichas irregularidades se lo llama densidad, ésta puede ser alta, media o baja tal y como se muestra en la imagen de ejemplo bajo estas líneas.

Textura y transparencia


Parkinsonia aculeata (espino)Según lo dicho, el espino (Parkinsonia aculeata L.) de la fotografía (por Ana María Tinelli) es de grano fino (hoja pequeña) y densidad baja (transparente, dispersa).

El grado de orden y homogeneidad en la distribución espacial de las irregularidades superficiales (uniforme, aleatoria, concentrada, dispersa, etc.), nos permite hablar de regularidad. Esta característica es fundamental en la composición de grupos de plantas. En las siguientes fotografía podemos observar una distribución regular (izquierda) y otra aleatoria (derecha) .

Distribución regular y aleatoriaCactimundo – Los Cabos, México. Fotografías: Arq. Ana María Tinelli.

También cabe destacar lo que se conoce como contraste interno. Ésto no es más que la diversidad de color y luminosidad dentro de una misma superficie. Por ejemplo:  la flor de la fotografía izquierda muestra una textura lineal radial y la derecha una textura irregular.

Textura linear radial e irregularFotografías: Juan Tinelli.

Clasificación de la textura

Textura lisa y rugosa

Percibimos las diferentes texturas con el sentido del tacto y con la vista. La textura táctil es la que se percibe mediante el tacto (aunque también, a veces, podemos hacerlo con la vista). Tocar (y observar) la superficie de los objetos nos permite conocer si una superficie es rugosa, lisa, fina, gruesa, suave o áspera.

Sin embargo, gran parte de nuestra percepción de las texturas es óptica, no táctil. Por lo tanto no nos hace falta tocar para que nuestro cerebro distinga entre los diferentes tipos de textura. De hecho: si observamos las siguientes fotografías, podremos percibir “la seda de los pétalos de la amapola” y “el terciopelo de los pétalos de la rosa”.

Textura sedosa y aterciopeladaFotografías: Juan Tinelli

Debido al modo de percepción que tenemos los humanos, se ha desarrollado toda una gama de texturas visuales muy usadas en artes, medios gráficos, arquitectura, etc. La textura visual, es la representación por medios gráficos de las texturas táctiles. Las percibimos únicamente de manera visual. Suelen llamarlas también texturas gráficas. Por ejemplo el estampado de telas, de revestimientos de muros y/o pisos.

Textura maderaRevestimiento plástico con textura de madera.

 A la textura, en general también podemos clasificarla en textura natural, la intrínseca de cada elemento (la textura de la madera, de la piedra, etc.) y textura artificial, como por ejemplo la trama en una malla metálica, el dibujo de un revestimiento de muros o pisos, etc.

Sirve de ejemplo también un muro del Parque Güell, donde se puede observar la textura artificial del damero y la de cada uno de los elementos que lo conforman, realizadas con pequeños trozos cerámicos, blancos o de colores. Por otra parte  tenemos la textura natural de las rocas que sostienen el coronamiento del muro. En conjunto aparece un interesante juego de contrastes.

Texturas parque GüellFotografía: Ing. Pedro Noe.

¿Para qué nos sirve usar texturas en el jardín?

Con el manejo de la textura podemos reforzar o crear puntos focales o zonas de atención, podemos lograr sensación de profundidad, también crear ritmos y movimiento. En los siguiente ejemplos entiéndase como textura al conjunto de las flores como un todo.

Orden

Las texturas pueden ordenar formas similares, haciendo que una zona sea más visible. Para ello podemos concentrar o dispersar los elementos que conforman la textura.

Textura concentración y expansión

Equilibrio

Con la textura podemos hacer que una forma pese más que otra. En la siguiente ilustración podremos ver con claridad que las ocho flores de la derecha pesan mucho más que las diez de la izquierda.

Textura liviana y pesada

Ritmo y movimiento

Cuando se altera la uniformidad de una textura lograda por repetición se generan ritmos. Podemos aumentar la sensación de movimiento si provocamos una repetición más rápida o con más elementos.

Textura con ritmo

Profundidad

Para generar esta sensación en un espacio se pueden usar texturas de grano grande y denso para acercar las formas, o de grano pequeño y transparente para alejarlas.

Textura y profundidad

 La siguiente es una obra de Giuseppe Randazzo (diseñador italiano), en la cual el autor ha usado un mismo material, con diferentes granos. Mediante la concentración y la dispersión de los elementos ha generado efectos de acercamiento y alejamiento.

Obra Giuseppe Randazzo

Efectos que producen las texturas

Las texturas producen en nosotros variados efectos. Si una superficie es lisa y uniforme, la sensación que producirá será estática. Si es rugosa, con marcadas irregularidades que produzcan claroscuros, la sensación será dinámica. Estos son algunos ejemplos:

  • Las texturas ordenadas y suaves pueden ser tranquilas.
  • Las texturas con muchos contrastes internos pueden ser vibrantes.
  • Las texturas con ritmos constantes y coloridos resultan alegres.
Siendo un poco más concretos y refiriéndonos al tema que nos ataña (las plantas) podemos poner también estos ejemplos:
  • El follaje de hoja grande atrae la atención.
  • El follaje de hoja pequeña produce calma.
  • Las hojas plumosas despiertan el deseo de tocarlas.
  • Las hojas pubescentes nos llaman a acariciarlas.
  • Las hojas puntiagudas y espinosas nos harán sentir rechazo.
  • Las hojas pecioladas tienen una textura más abierta que las sésiles y se dejan mecer por la más suave brisa provocando sensaciones cinéticas, atractivas y refrescantes.

Textura y sensasionesFotografías: Arq. Ana María Tinelli

Todos son recursos útiles cuando queremos atraer hacia un lugar o bien impedir el acercamiento (por ejemplo en límites que no deseamos que sean traspasados). De esto surge también que la textura, en el diseño, tiene un papel funcional además de estético. Tanto que en algunos casos debe adecuarse a la función práctica que tiene que desempeñar. Un ejemplo cotidiano: “si queremos un caminito con una superficie antideslizante, optaremos por una textura rugosa”.

 Muchas veces se trata de incorporar el agua en los jardines ya que es un elemento rico en sensaciones que varían según su textura. La superficie quieta, lisa y reflejante es un espejo que repite las imágenes que la bordean, causando una sensación de paz y tranquilidad muy grata. En movimiento, las suaves ondulaciones o bien el vertiginoso fluir del agua, además de generar luces y sombras pondrá también en juego el sentido del oído, relajándonos o llenándonos de energía.

Textura del aguaFotografías: Arq. Ana María Tinelli


La textura en el jardín

El reflejo de la luz sobre las superficies hace que podamos percibir que las brillantes hojas de algunas plantas son suaves y firmes y que otras son aterciopeladas; que un sendero de piedras o ladrillos es más duro que uno de gravilla o de madera. Es decir… todos los elementos del jardín tienen sus propias texturas: plantas, caminos, muros, canteros, agua, objetos decorativos, etc. Veremos algunos en las próximas notas.


Etiquetas:, , , , , , ,

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos