Vídeos – Cuidados Intensivos [Cap. 3]

Orquídea: cuidados y abonado (seguimiento 1)

Contenido del vídeo:
  trasplante

Orquídea antes y después

 ¿Qué tal? Ya han pasado casi tres meses desde que operamos a corazón abierto a nuestra orquídea infestada de cochinillas. Como podéis ver, los resultados son inmejorables. Las cochinillas no han vuelto a aparecer y ya tenemos una nueva hoja.

Orquídea sana recuperada

¿Qué hemos hecho durante todo este tiempo? Pues muy poca cosa. A parte de los riegos, sólo volvimos a aplicar el anticochinillas de Flower a los quince días de su primer tratamiento. Esto lo hicimos simplemente por asegurarnos de erradicar completamente la plaga. En nuestro caso y dado que la orquídea no ha vuelto a su dueño original (en donde pueden haber otras plantas con cochinillas) no tenemos pensado aplicar de nuevo el fitosanitario, pero en vuestro caso, sería buena idea hacer otro tratamiento preventivo justo antes de la floración.

Por ahora y aprovechando que la planta está creciendo, vamos a aplicar un abono foliar cada dos semanas durante los próximos tres meses. Nos hemos decantado por este sistema, dado que las raíces de esta orquídea aún no han crecido lo suficiente y sería un desperdicio utilizar un abono radicular.

Abono foliar - Bioactivador FlowerEn este caso hemos usado abono foliar (bioactivador) que ya viene listo para su uso, pero como también existen otras alternativas que no vienen preparadas, como el abono Platinum de Flower, os vamos a mostrar cómo realizar las dosificaciones de forma eficiente. Esta marca recomienda utilizar medio tapón por cada cuatro litros de agua para su aplicación vía foliar, pero como nosotros sólo usaremos 0,05 litros de agua cada dos semanas, vamos a usar la calculadora de dosificaciones que hemos creado para vosotros en botanicayjardines.com.

En la página web arriba enlazada tenéis instrucciones detalladas sobre cómo utilizar dicha calculadora (vídeo incluido) y por ello no lo vamos a volver a explicar. De cualquier forma quizás os estéis preguntando por qué no llenamos por completo el pulverizador y así nos ahorramos trabajo. Pues porque una vez el abono es diluido y entra en contacto con la luz solar, se puede degradar perdiendo efectividad.

Otra cosa: tened en cuenta que los cálculos se han realizado para tratar una orquídea con una pulverización cada dos semanas, luego tendríamos que repetir todo el proceso. Si vosotros queréis realizar el procedimiento con más orquídeas (por ejemplo cuatro) tendríais que utilizar la cantidad de 0,2 litros de agua (aproximadamente un vaso de Nocilla) en la tercera casilla de nuestra calculadora.

¿Ha quedado todo claro? Si tenéis alguna duda… recordad que también tenemos a vuestra disposición una sección dedicada a los vídeos en nuestro foro de preguntas y respuestas. ¡Hasta la próxima!

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos