Vídeos – Curso de jardinería [Cap. 0x06]

Como trasplantar de maceta a maceta

Contenido del vídeo:

¡Hola! Por fin un poquito de acción. Pero recordad que aún estamos en el nivel básico y que os vamos a dar consejos genéricos. Si tenéis dudas podéis preguntarlas en nuestro foro de preguntas y respuestas.

trasplante

Bueno, en esta primera parte iremos al grano porque sabemos que estáis ansiosos por comenzar a practicar, pero el siguiente capítulo tenéis que verlo desde el primer segundo hasta el último porque en él os enseñaremos que no se trata de comprar la planta que más nos guste y ponerla en donde os plazca… hay que tener en cuenta que una de las bases de la jardinería es adecuar los jardines a las plantas y no las plantas a los jardines. Si no tenemos en cuenta esa premisa tan importante, el éxito no nos acompañará y acabaremos por pronunciar la tan conocida frase “no tengo mano para las plantas”.

¿Por dónde comenzamos? Por un trasplante. ¿Por qué? Porque lo más probable es que si os iniciáis en el mundo de la jardinería, lo hagáis de la forma más fácil, yendo a un vivero y comprando una plantita. ¿Pero es bueno hacer un trasplante justo después de comprar una planta? Depende de muchos factores que explicaremos en el siguiente vídeo.

Rosa cv. Sun Sprinkles

Por ahora y para no complicarnos la vida, vamos a comprar una planta que pueda estar a situada a pleno sol y la vamos a trasplantar de maceta a maceta. En general, el trasplante, no es necesario realizarlo justo después de comprar una planta a no ser que se den alguno de los siguientes factores:

  1. Que el recipiente en donde está la planta sea demasiado pequeño. ¿Por qué? Por muchas razones, la más importante para nosotros, es que al haber comprado una planta que deberá estar situada a pleno sol, la evapotranspiranción será muy alta debida a la poca cantidad de sustrato. Por ello tendríamos que estar regando continuamente y como aún no estamos habituados, algún día podríamos olvidarnos y la planta de forma literal, se achicharraría.
  2. Que el sustrato sea demasiado poroso. El motivo es el mismo que en el punto anterior: una evapotranspiración demasiado alta. A veces, en los viveros utilizan este tipo de sustrato porque requiere un mantenimiento menor en tanto en cuanto a control de riegos. Cuando decimos “un mantenimiento menor” no queremos decir que necesite menor cantidad de agua sino un control menos exhaustivo de los litros utilizados por mesa.
  3. Que asomen demasiadas raíces por los agujeros de drenaje de la maceta. En los casos más leves el crecimiento de la planta se estancará y en los más graves la planta podría incluso morir debido a la compactación extrema del sustrato que dificultaría su aireación (produciendo asfixia radicular). 

Dicho esto, vamos a proceder de la siguiente forma:

  1. Lo primero que hay que hacer antes de comenzar con el trasplante es regar la planta en su maceta original. Lo haremos con una antelación de tres o cuatro horas. Con esto conseguimos que el sustrato no se desprenda al sacarlo del recipiente y además las raíces se volverán algo más elásticas con lo que evitaremos roturas en demasía. Mientras esperamos podemos hacer una pequeña limpieza de la planta. Quitar hojas secas y flores marchitas sería una buena idea.
  2. Luego tenemos que buscar una maceta ideal. Ésta sólo debe tener unos centímetros más de diámetro que la anterior. El color y el material de la misma también es importante por lo que intentaremos buscar una lo más parecida a la original sólo que algo más grande. Recordad lo siguiente: las macetas blancas mantienen el sustrato más fresco y por lo tanto el agua presente en el mismo tardará más en evaporarse y las negras mantienen el sustrato más caliente por lo que la evaporación será mayor. También hay que tener en cuenta que las macetas de barro transpiran mucho y “secan” antes el sustrato, aunque también lo mantienen muchísimo más fresco.
  3. Ahora que ya tenemos la maceta ideal, vamos a poner en el fondo de la misma un poco de marmolina para favorecer un correcto drenaje y a continuación una capa de sustrato para plantación y trasplante de Flower. Para saber la cantidad exacta que debemos poner, podemos medir la maceta original con la escala que trae esta pala para trasplantar de marca Joseph Bentley.
  4. Ahora presionamos un poco las paredes de la maceta original para compactar el sustrato, ponemos la mano en el borde superior de la maceta y le damos la vuelta con cuidado. Éste procedimiento es muy sencillo, pero si queremos también podemos utilizar una pala estándar, introduciéndola por un lateral y haciendo un poco de palanca.
  5. Por último y con mucho cuidado a la hora de manipular el cepellón para que no se deshaga, lo introducimos en la nueva maceta y nos ayudamos de la pala cóncava para rellenar los huecos con más sustrato para plantación y trasplante de Flower hasta llegar a uno o dos centímetros por debajo del borde. Seguidamente regamos hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje.
Material necesario para el trasplante

Con esos cinco pasos, habremos completado el trasplante. En el próximo vídeo añadiremos un paso adicional entre el número cuatro y el número cinco. En el mismo quitaremos el sustrato antiguo… esto es buena idea si está en malas condiciones o es de mala calidad. No olvidéis que tras realizar cualquier trasplante hay que regar para que el sustrato se asiente bien y si se crean nuevos huecos hay que volver a rellenarlos. También es importante poner la planta recién trasplantada en un lugar con buena luminosidad pero sin incidencia directa del sol durante tres o cuatro semanas.

Bien, pasemos a hablar sobre los productos y herramientas que hemos utilizado en este vídeo. Si os habéis fijado bien; hemos introducido dos herramientas con el mango de color rosa, éstas son parte de la línea para señoras (o señoritas) de la marca Joseph Bentley y también pueden ser adquiridas en misherramientasdejardin.com. Si sois mujeres y vuestras parejas son de las que utilizan un clavo como martillo, estas herramientas con mango rosa o malva, son perfectas para que no os las vuelvan a pedir prestadas y si sois los hombres de la casa, recordar que también están disponibles en color madera.

Sobre el sustrato de Flower que hemos utilizado, sólo os diremos que es de muy alta calidad y está especialmente formulado para nuevas plantaciones o trasplantes. Debemos hacer especial hincapié en que este sustrato tiene una muy buena textura que asegura una cobertura total del cepellón. Esto lo consiguen con la cantidad exacta de arcilla y arena que han utilizado en su formulación. Recordad que si no utilizamos el sustrato correcto, al secarse éste se pueden crear paredes de aire alrededor del cepellón que afectarían negativamente a las raíces. No olvides que este sustrato de Flower ya viene abonado, así que por unos meses, olvídate de este tema.

Bien, hemos acabado. En el próximo capítulo haremos otro trasplante, pero éste será para recuperar una gerbera que fue trasplantada en el lugar menos idóneo para ella. ¿Sobrevivirá? Seguro que sí. Por favor, no os olvidéis de limpiar y acondicionar vuestras herramientas. En el enlace anterior veréis un vídeo sobre como hacerlo. ¡Hasta la próxima!

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos