Vídeos – Curso de jardinería [Cap. 0x08]

¿Cómo hacer un semillero de papel?

Contenido del vídeo:

¡Hola! Ahora que ya conocemos las bases para hacer un trasplante vamos a aprender cómo crear semilleros con diferentes materiales y cuáles serán sus ventajas e inconvenientes.

Como hacer semillero de papel

Antes de continuar y por si el tema anterior aún lo tenéis muy verde, os adelantemos, que en nuestra lista en YouTube de “minicapítulos” publicaremos algunos vídeos más con ejemplos de cómo trasplantar. Lo haremos en unas semanas, así que estad atentos.

Bien… en este capítulo, os vamos a enseñar cómo crear un semillero con papel. Dicho papel lo podemos reciclar o bien lo podemos comprar. El tema es que ha de ser un papel de poco gramaje (para que todos nos entendamos un papel fino, algo transparente). Si bien podemos utilizar, por ejemplo, el papel de nuestras viejas páginas amarillas para hacer semilleros de plantas no comestibles… lo ideal para el caso contrario, es utilizar papel que no esté impreso. ¿Por qué? Porque a pesar de que hoy en día la mayoría de tintas usadas han de ser ecológicas, debemos ser cautos con lo que nos llevamos a la boca. Para ser más clara: los papeles impresos para plantas que no estén destinadas al consumo humano (por ejemplo plantas de flor) y los papeles vírgenes para cualquier tipo de cultivo (desde una lechuga hasta un rosal).

Hacer un semillero con papel es muy fácil. Sólo necesitamos el tubo de cartón que viene en el interior del papel higiénico, el mazo de un almirez, algo de papel y un buen sustrato para semilleros. Para hacerlos, procederemos de la siguiente forma:

  1. Cortamos el papel para que tenga las dimensiones aproximadas de un DIN-A4.
  2. Enrollamos el papel en el tubo de cartón de la siguiente forma.
  3. Metemos todo el sobrante de papel en el interior del tubo.
  4. Con el mazo del almirez damos unos golpitos en el interior para compactar la base.
  5. Sacamos el tubo de cartón.
  6. Rellenamos el cilindro que nos ha quedado con sustrato para semilleros de Flower y listo.

Ahora sólo tenemos que poner los semilleros en una bandeja con agua, cuidar que nunca le falte ésta y sembrar lo que queramos. El resultado tras unas semanas será este.

Semillero y plántulas de clavel

Las ventajas de usar este método para los principiantes son muchas. Por una parte, os podéis olvidar de los riegos dado que con mantener la bandeja siempre llena de agua es más que suficiente. Esto es posible gracias a la capilaridad, en el vídeo podéis ver un ejemplo de cómo se humedece todo el semillero de forma automática. Otra de las ventajas para los principiantes, es que no tendrán que hacer el típico repicado, bastaría con remover todo el papel y trasplantar… eliminando de esta forma un factor de estrés en la planta.

Los inconvenientes son pocos y se pueden despreciar dado que aún estamos aprendiendo y es mejor obtener buenos resultados en vez de economizar. Evidentemente el gasto de agua y del número de litros de sustrato a utilizar será mayor que con otros métodos, pero tranquilos, que aún así el gasto total no será mayor de un par de euros.

¿Ha sido corto y fácil verdad? Nos os preocupéis si no hemos dado demasiados detalles sobre la siembra, porque en la cuarta parte de esta serie de vídeos, después de hablar de los principales tipos de semilleros, ampliaremos información al respecto. Recordad, lo mejor para estar al corriente de todos los nuevos vídeos que subamos, es suscribirse a nuestro canal en YouTube. ¡Hasta la próxima!

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos