Vídeos – Curso de jardinería [Cap. 0x01]

Las plantas 1/3

Contenido del vídeo:

Como habíamos dicho en nuestra presentación, vamos a empezar por lo más básico, conociendo un poco más a los huéspedes de nuestro jardín. A continuación y de forma muy sencilla aprenderéis información muy útil que os ayudará a comprender mejor futuros vídeos.

Partes de una semillaVamos a comenzar por enseñaros como se llaman las partes de una semilla. En la imagen de ejemplo (a la derecha) estáis viendo el interior de la semilla de una planta epigea. En su parte más externa tenemos la cubierta y sus funciones son muchas, aunque principalmente actúa como protección. Más adentro podemos ver un cotiledón que tiene reservas para nutrir a la plántula hasta que ésta tengas sus primeras hojas verdaderas y pueda realizar la fotosíntesis. Si nos fijamos también veremos una pequeña abertura llamada micrópilo, la radícula que es la raíz del embrión y la plúmula que es la precursora de las hojas verdaderas. Si la semilla es llevada a un ambiente óptimo en humedad y temperatura se producirá la germinación. La radícula será lo primero que comience a desarrollarse y una vez está bien asentada comienza a alargarse el hipocótilo que empuja la cubierta hacia la superficie. En algunos casos la cubierta llega a un punto donde queda pegada a la tierra y la plúmula junto con los cotiledones terminan por salir de ella… aunque en otras muchas ocasiones el desarrollo normal de los cotiledones y la degradación natural de la cubierta es la que provoca que ésta termine desprendiéndose por si sola.

Germinación

Ahora vamos a ver cuáles son las partes de una planta adulta (fotografía inferior). Observemos de abajo hacia arriba: la radícula ha pasado a ser la raíz principal y además han aparecido raíces secundarias. A continuación tenemos el cuello que es la unión de las raíces con el tallo principal, diferentes nudos con sus correspondientes entrenudos, algunas yemas axilares, ramas con hojas y botones florales así como la yema terminal.

Partes de una planta adulta

En siguientes capítulos, hablaremos más en profundidad sobre todas esas partes. Lo haremos con algunas imágenes reales para que os cueste menos identificarlas en vuestras propias plantas. Recordad que toda esta teoría es necesaria en el mantenimiento diario de nuestro jardín (desde un trasplante, pasando por una poda hasta un injerto).

Esperamos que os haya gustado este nuevo capítulo y os hayáis quedado con ganas de más. No olvidéis suscribiros a nuestro canal para estar al corriente de todas las nuevas publicaciones que hagamos. ¡Hasta la próxima!

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos