Vídeos – Curso de jardinería [Cap. 0x03]

Las plantas 3/3

Contenido del vídeo:

¿Qué tal amigos? Tras el primer capítulo de cuidados intensivos en donde tratamos a una orquídea infestada de cochinillas, vamos a retomar el curso de jardinería con esta tercera parte en la que finiquitaremos, por el momento, las descripciones de las partes de una planta.

Lo único que nos quedaba por ver, era la parte aérea con algo más de detalle. Dicha parte realiza una de las funciones más conocidas por todos. La fotosíntesis: encargada de convertir materia inorgánica en materia orgánica valiéndose de un aporte de luz. Cabe destacar que no todas las plantas pueden realizar la fotosíntesis (como las holoparásitas), pero esto es harina de otro costal y lo vamos a pasar de largo por ahora.

La fotosíntesis se realiza en dos fases, una lumínica y otra oscura. En la primera fase o lumínica, la energía de la luz se convierte en energía química que es almacenada para que en la segunda fase u oscura se pueda fijar el carbono a moléculas orgánicas. Dicho así parece algo muy complicado y en realidad lo es… quedaros con lo siguiente: en la primera fase se libera oxígeno a la atmósfera y en la segunda se libera CO2 aunque también se producen carbohidratos (como la glucosa o el almidón), lípidos y proteínas. Todos ellos, necesarios para el correcto desarrollo de la planta.

Ahora sí. Pasemos a describir de qué partes aéreas está compuesta una planta por lo general. Empezando de abajo hacia arriba tenemos el cuello que se encarga de separar el tallo de la raíz. Luego está el tallo principal, a veces denominado tronco. Luego vemos un nudo que es la unión al tallo principal de una rama u hoja. El entrenudo, que es el espacio entre dos nudos. Una yema que puede dar lugar a nuevas ramas, flores u hojas. Botones florales que dan lugar a los capullos, que a su vez pasan a ser flores y por último otra yema (en este caso terminal) que se encarga del crecimiento longitudinal de la planta y básicamente está compuesta por pequeñas hojas.

Planta adulta

Bien, ahora que ya conocemos a groso modo la morfología de una planta, estamos listos para empezar a experimentar en nuestro jardín. Pero antes y para trabajar con la mayor seguridad y comodidad tendremos que aprender cuales son los útiles básicos para hacer trabajos de jardinería. En los dos próximos capítulos hablaremos sobre este tema, así que no os los podéis perder.

Jardinería fácil

¡Que no se te mueran las plantas!
Jardinería para todos